Centroamérica es un destino muy recomendado, especialmente durante los meses de diciembre a abril. Hoy vamos a repasar qué hay que meter en la mochila para viajar a Centroamérica 3 meses.

Bueno, en realidad se puede hacer de muchas formas, pero por si te sirve de algo, te vamos a contar lo que hicimos nosotros y todo lo que nos llevamos.

¿Maleta o mochila para viajar?

Lo primera que vas a necesitas es una mochila de 50 litros. Si tu idea, al igual que nosotros, es viajar de mochilero, para arriba y para abajo, sin parar, mejor cambia la maleta por una mochila.

Es mucho más cómoda, versátil y práctica. Además, con una mochila de 50 litros tendrás todo lo que necesitas para pasar todo el tiempo que estés en Centroamérica. Olvídate de la maleta y de trastos innecesarios.

Y si algo nos ha enseñado el Camino de Santiago, es que al final te sobra la mitad de las cosas. Aún así, es difícil no cometer el error de echar algo de más que realmente no necesitas.

Sea como sea, la mochila para viajar a Centroamérica será tu mayor aliada, si no tienes ya una, es una buena compra y son baratas. Eso sí, tiene que ser cómoda y de tu talla, piensa que vas a llevar entre 10 y 15kg en la espalda durante tu viaje, son muchos kilómetros y muchos países.

Por lo que es de vital importancia que la mochila sea de tu talla y sea cómoda. También es muy recomendado que tenga los diferentes compartimentos y cremalleras que te permitan llegar a lo que necesitas de un modo rápido.

Por último, pero no menos importante, impermeable. Si la mochila no es impermeable de por sí, que tenga el típico plástico que esconde en la cremallera de abajo que permita cubrirla en caso de lluvias o mal tiempo.

Además, esto te ayudará a tener la mochila más protegida, ya que ninguna cremallera estará accesible.

Por lo que si todavía no tienes tu mochila para viajar, aquí tienes las 4 características imprescindibles que debería de cumplir:

  • Mochila de 50 litros. Las hay también de 60 litros, pero por lo general son ya más grandes (una vez cargadas) de lo que las aerolíneas lo permiten. De hecho, en nuestra mochila para viajar a Centroamérica 3 meses pesa 5 kilos más de lo establecido y se pasa unos cuantos centímetros. Pero lo bueno de las mochilas, en comparación a las maletas, es que son más versátiles y pasan más desapercibidas para el personal que lo controla. Y otra razón por la que no es recomendado una mochila con una capacidad mayor es por que al final la llenarás, lo que significará poder tener problemas a la hora de embarcar y que acabarás con más cosas y peso del que necesitas.
  • Con muchos bolsillos. A mi me gustan las mochilas con muchas cremalleras y diferentes compartimentos, tanto por dentro como por fuera. Es muy práctico y cómodo a la hora de organizar la mochila y tener todo más accesible. Además, si el compartimento principal tiene acceso tanto por arriba como por abajo es ya una maravilla. Muchas veces necesitas algo que tienes debajo de todo y tener que sacar todo por una chaqueta o una toalla puede ser mucho engorro.
  • Impermeable. O con una tela impermeable que permita proteger la mochila del mal tiempo y, de paso, de carteristas y otros ladrones. La mayoría suele contar con una cremallera en la parte inferior de donde sale la tela impermeable que te permite proteger tu mochila en cuestión de segundos. Sea como sea, si es impermeable será una preocupación menos.
  • De tu talla. Mucha gente lo desconoce, pero al igual que la ropa, las mochilas también entienden de tallas, especialmente de alturas. Asegúrate llevar una mochila que sea de tu talla y ante todo, que sea cómoda. Piensa que va a ser tu fiel compañera de viaje, la vas a cargar en la espalda, y son muchísimos kilómetros. No sabes bien lo que te puede arruinar el viaje una mala mochila. Una vez tengas tu talla, hay diferentes cintas y maneras de poder ajustar todavía mejor la mochila a tu espalda. Si no sabes cómo no te preocupes, la mayoría viene con instrucciones. Si no siempre puedes preguntar a la persona que te atienda.

Una vez tenemos nuestra mochila para viajar es hora de pensar qué metemos en ella.

¿Qué llevar en la mochila para viajar a Centroamérica 3 meses?

Lo primero que tienes que saber es que nosotros nos fuimos 3 meses, de diciembre a marzo. Aunque el listado de cosas que ahora te vamos a mostrar te va a servir igualmente si viajas solo dos semanas o de manera indefinida. Ya sea en los mismos meses o más adelante.

En cualquier caso, no deja de ser una guía más que esperamos te sirva para que tengas una base y luego ya mejorar y adaptar a tus necesidades.

Esto es lo que nosotros metimos en nuestra mochila para viajar a Centroamérica 3 meses:

  1. Deportivas. Un par de deportivas cómodas y ligeras para el día a día en el interior. Paula se compró unas nuevas, yo sin embargo me llevé unas viejas que tenía medio rotas para que se quedarán allí y poder volver con más espacio en la mochila.
  2. Chanclas o cangrejeras. Si son chanclas, que sean de montaña, de estas que tienen una suela rígida, fuerte y se atan. Estas son ideales para el día a día, especialmente en la costa.
  3. Botas de montaña. Para los terrenos más arduos y difíciles, ya sea el interior de la jungla de Costa Rica o en los volcanes de Guatemala. Al menos para nosotros que somos mucho de turismo activo, deporte, selva y locuras, nos resulta imprescindible. Eso sí, las botas llévatelas puestas el día que cojas el vuelo, porque en la mochila ocupan mucho espacio y tendrás que dejar la mitad de las cosas en casa.
  4. Ropa interior. Calzoncillos, bragas, sujetadores y calcetines, como para 7-10 días sin tener que limpiar. Aunque una vez en Centroamérica vas a usar mucho bañador y bikini, asegúrate al menos una semana sin tener que preocuparse de lavar ropa.
  5. Pantalones. Nosotros nos llevamos 3 largos, 2 deportivos y uno vaquero, 3 cortos y uno con cremallera. Aunque si puedes, llévate todos con cremallera, y ahorrarás mucho espacio sin dejar de contar con la posibilidad de pantalones largos y cortos.
  6. Camisetas. Unas 7 camisetas más o menos. Importante que sean anchas y con colores claros.
  7. Bañador y/o bikini. Básico, imprescindible para viajar por Centroamérica. Yo me llevé dos bañadores para tener cambio y Paula se llevó unos cuantos bikinis y pareos más, porque le ocupan muy poco espacio y le gusta poder variar.
  8. Ropa de abrigo. Aunque en Centroamérica el clima es muy agradable todo el año, hay zonas de interior en las que el cambio de temperatura se puede notar bastante. En nuestro caso, nos llevamos un polar, una camiseta térmica, un gorro y una bufanda o braga de montaña.
  9. Impermeable. Sobre todo si piensas ir a la jungla, donde hay muchísima humedad y la lluvia puede cogeré casi de improviso. Lleva al menos un pantalón impermeable que sea ligero y una chaqueta (yo me llevé una reversible impermeable).
  10. Toalla. Pero una toalla que ocupe muy poco espacio, de estas que son muy finas y absorbentes y puedes encontrar en tiendas deportivas como Decathlon. De lo contrario acabará consumiendo mucho espacio de tu mochila.
  11. Gafas de sol. Un par de gafas de sol no están de más. Piensa que vas a un destino de sol y playa.
  12. Bolsa de aseo. Cumpliendo las normas de los aeropuertos, y con lo básico, como pueda ser cepillo de dientes, pasta, jabón en pastilla, algunas compresas, etc.
  13. Portátil, adaptadores, baterías y cables. Yo me llevé el portátil para poder seguir escribiendo en el blog y llevar un diario de nuestro viaje. Además, una batería portátil para cargar los móviles, cables, una go pro, el ebook, un disco duro y adaptadores. Recuerda llevar adaptadores para poder cargar el móvil y todo lo que te lleves.
  14. Mochila plegable. Muy recomendado, siempre llevamos una pequeña mochila plegable de unos 20litros que plegada cabe en el puño de la mano. Ideal para coger lo básico cuando tienes donde dejar la mochila principal.
  15. Documentación. Evidentemente, tendrás que llevar el pasaporte, así como todo lo que necesites para viajar por Centroamérica: visados, cartilla vacunación, formularios Covid, etc. A ser posible, lleva una fotocopia compulsada de todo, al menos del pasaporte, que te permita identificarte en caso de perder el original.
  16. Dinero. No tendrás problema en pagar en euros o dólares. Incluso, no tendrás problema en sacar dinero de cualquier cajero si eres de Evo Banco, ING, N26 o algunas de estos bancos más modernos que te permiten sacar dinero de cualquier cajero del mundo. Pero si puedes llevar algo de cambio ya para los primeros días será más que recomendado, al menos lo suficiente para el bus del aeropuerto a tu primer destino.
  17. Medicamentos. Por último, pero no menos importante, algunos de los medicamentos más comunes o normales que podamos necesitar. Especialmente Paula, que tiene varias alergias, asma y otras afecciones que le obligan a tener siempre encima su botiquín con todo lo que necesita.
  18. Comida. Aunque por lo general, en los vuelos de más de 6 horas la comida está incluida, nosotros nunca tenemos suficiente, y siempre estamos picando. Así que en todos nuestros vuelos siempre llevamos comida para que el viaje sea más ameno.

Todo esto tiene que caber sin ningún problema en una mochila de 50 litros. Incluso, te tiene que sobrar algo de espacio que de un modo u otro, acabarás llenando.

Si no sabes muy bien cómo organizar la mochila o tienes algún problema tal vez te interese este artículo: ¿Cómo organizar la mochila de viaje?

¿Cómo lo ves? ¿Hechas en falta algo? ¿O tal vez te sobra? Escríbenos en los comentarios cualquier duda que tengas, estaremos encantados de poder responderte. Y si te gusta y te resulta útil te agradeceríamos que le dieras al me gusta y compartas. Muchas gracias y buen viaje!!

Escribir un comentario